Crónica 10k Avilés 2018

Después de la Ruta Reconquista no sabía que carrera hacer, no tenía ningún objetivo cercano a la vista pero según pasaban los días me iba entrando “mono” de competición, así que el último día de inscripciones me apunté a los 10k de Avilés. Desde la anterior carrera no había hecho más que rodajes, excepto 4 días antes que hice 20 minutos a ritmo controlado, y los rodajes sin pasar nunca de 10 km. La carrera la conocía de 2016 y ya sabía que era rompepiernas, 2 vueltas a un circuito de 5k con subidas y bajadas continuas, un terreno que no es precisamente mi preferido. Por si fuese poco anunciaban agua para el día de la carrera.

El sábado llegué con Ana a Avilés casi con el tiempo justo, menos mal que mi compañero Gabi me recogió el dorsal y así fue llegar y hacernos la foto de equipo. Luego el calentamiento ya bajo lluvia y nos colocamos en la línea de salida empapados. Lo único bueno es que no hacía frío. Otro tema a tener en cuenta era lo peligroso de algunas zonas, por el centro de Avilés, con adoquines y curvas peligrosas por el agua que había caído. Minutos antes de la salida un emotivo homenaje y minuto de silencio por Elida, corredora avilesina fallecida hace unos meses en un desgraciado accidente mientras corría.

FB_IMG_1528650278941-01

En el calentamiento ya pillamos una buena mojadura. (Foto: Pilar Alvarez)

A las 18h comienza la cuenta atrás y a correr. La salida es estrecha y hay mucha gente así que salgo cómodo, no muy adelante y voy tranquilamente para no tropezarme con nadie. Poco después pasamos la Plaza del Ayuntamiento y llegamos a la Calle Rivero, con adoquines, hay que tener cuidado porque el grupo es todavía muy compacto, a continuación llega un peligroso giro de 90º que también tomo con precaución. Comienza una subida que lleva hasta el Parque Ferrera para cumplir el primer km, a 3’44”. Se va estirando el pelotón y formando grupos. El siguiente km al mismo ritmo. Voy cómodo en uno de los grupos y delante de mi veo a gente que habitualmente va siempre delante, pero en esta ocasión parece que no se van demasiado y que los tengo “a tiro”. El tercer km es el más rápido de todo el recorrido (3’33”) porque tiene 2 bajadas importantes, yo bajo muy bien, aunque hay que tener cuidado con la pintura del asfalto porque está muy mojado y te puedes resbalar. Enseguida deja de llover, algo es algo, a pesar de que las calles siguen mojadas y los adoquines resbaladizos. En estas bajadas recupero el terreno con los de delante y me veo muy bien. Nos acercamos hacia el Parque del Muelle y poco después dejo atrás al grupo que no hace mucho tenía delante. A continuación llegamos otra vez al Ayuntamiento de Aviles y completamos los primeros 5 km.

FB_IMG_1528670716215

Llegando al Parque del Muelle en la primera vuelta. (Foto: Carmen Martinez Valdés)

Comienza la segunda vuelta al mismo recorrido, recojo agua en el avituallamiento, un sorbo muy pequeño y a seguir. Otra vez el adoquin y el peligroso giro a la izquierda. Pienso que los corredores que pasé antes me pueden volver a alcanzar pero pasan los kms y ni rastro de ellos. Me encuentro cómodo a ese ritmo, en las bajadas (como siempre) voy muy rápido y en las subidas no me deja nadie atrás (como sucedía habitualmente). Me doy cuenta de que voy muy bien cuando me veo solo, pienso que debo de ir bastante adelante porque vamos todos de 1 en 1. Hay una cuesta muy dura, la peor del circuito, que parece que se acaba pero a la mitad hay un pequeño falso llano de unos pocos metros y a seguir para arriba. Ahí hay mucha gente animando y gritando (en todo el recorrido, sobre todo en La Cámara y en el Ayuntamiento). Enseguida estamos ya otra vez en el Parque del Muelle, ahí veo que no tengo a nadie muy cerca y me centro en intentar cazar a los de adelante en el kilómetro que falta. Me acerco a ellos pero no consigo alcanzarlos. En este último km doblo a algún corredor al que aún le queda una vuelta y llegan los últimos metros, la subida a la calle La Cámara. Mucha gente gritando y oigo cómo animan a alguien que viene detrás de mi, pienso que me puede pasar así que sin mirar atrás aprieto para entrar sprintando en la meta delante del Ayuntamiento y con un muy buen tiempo para cómo estaba el día y el perfil tan duro que tenía esta carrera. 37:58 (37:45 tiempo real) en el puesto 33, 5º de mi categoría. Los ganadores absolutos fueron Beatriz Tenreiro y David F. Guinzo. Muy contento no solo con el tiempo si no también por el puesto alcanzado en una carrera con un alto nivel de participantes.

FB_IMG_1528651056718-01

Entrada en meta. (Foto: Pilar Alvarez)

Después de la carrera recojo en el avituallamiento bebida y fruta y voy a una terraza cercana a resguardarme de la lluvia, que había vuelto con fuerza, para ver llegar junto a Ana  al resto de corredores. Sólo un rato porque aún tenía que ir a ducharme hasta el Polideportivo de la Magdalena para luego dar un paseo y disfrutar de la gastronomía de Avilés con la excusa de celebrar el buen resultado.

Agradecer, como siempre, las felicitaciones de tod@s, los mensajes de ánimo y las fotos de nuestr@s querid@s fotógraf@s que en días como el del sábado se valoran aún más por haber aguantado las inclemencias del tiempo.

Os dejo los enlaces a su trabajo para que disfrutéis de esas fotos: Antonio Jimenez, MV Foto (1) (2) (y 3), Carmen Martinez Valdes, Carreras Asturias (1) (2) (y 3), Josluga (1) (y 2), Pilar Alvarez.

Saludos y hasta la próxima “Correría”.

Anuncios

Crónica Ruta Reconquista 2018

Un año más llegó la MM Ruta de la Reconquista. Era su edición nº31 y la 4ª para mí. Una carrera muy guapa pero dura y complicada de correr, en la que se sale de Cangas de Onis para subir hasta Covadonga y volver por la misma carretera hasta regresar al punto de partida. En mi primera edición cometí el típico error de pensar que la primera parte es hacia arriba y la segunda hacia abajo (así de fácil) y lo pagué en los últimos kms pasándolo realmente mal. Al año siguiente me vengué rebajando 5 minutos mi tiempo y el año pasado la carrera volvió a “derrotarme”, sobre todo en esos terribles últimos kms (a pesar de que son llanos). Por todo esto consideraba que iba perdiendo 2-1 y este año iba con la intención de empatar.

Aproveché la carrera para pasar allí el fin de semana, hacer algo de turismo y sobre todo disfrutar de la gastronomía de la zona. Llegamos el viernes, ese mismo día fui a última hora a recoger el dorsal sin prisas ni colas y ya nos quedamos a tomar unas sidras y cenar por Cangas de Onis. El sábado por la mañana también estuvimos en Cangas y después de comer volví al hotel con la intención de descansar un poco aunque al final casi no me dio tiempo más que a cambiarme de ropa porque a las 17:00 ya estaba delante del Puente Romano con el resto de compañeros correrastures para hacernos la foto de grupo. Después el calentamiento con unos estiramientos dinámicos incluidos y a buscar sitio en la salida. La intención era ir con la liebre de 1:30 (Héctor Moro) para subir tranquilamente y ver cómo me encontraba al llegar arriba. Le digo a Andrés que se una al grupo y aunque con algo de miedo al principio, me hace caso.

IMG-20180526-WA0052

Esperando el momento de la salida, pegado ya a la liebre.       (Foto: Ana)

Cuenta atrás y disparo de salida. Más de 1000 corredores en dirección a Covadonga y de momento ni rastro de la lluvia que anunciaban. Cuando paso por el primer km y veo que el GPS no pita recuerdo que le había quitado el autolap el último día y no lo volví a poner, así que a darle a la tecla al paso por cada punto kilométrico. Era algo que tenía ganas de hacer un día en carrera pero nunca me había atrevido con ello. Primeros kilómetros en llano, a ritmos tranquilos entre 4’10’’-4’15’’, se forma un grupo numeroso de unos 20-25 corredores y yo voy muy cómodo, incluso charlando. En un par de ocasiones me dejo caer hasta la cola de grupo para ver cómo va Andrés y hablar con él. A partir del km 5 comienza a empinarse muy poco a poco la carretera y los 4 “dieces” pasan a ser 4 “veintes” pero sigo yendo muy cómodo con el ritmo que marca la liebre. Afrontamos los 2 km más duros de la carrera, los últimos de la subida, y el grupo se va estirando y perdiendo unidades. Se sufre un poco en la última “ese” pero aguanto ahí. Este año no se baja nada más subir si no que se llega hasta la misma Basílica de Covadonga y se da la vuelta, con lo que tenemos unos metros en llano para recuperarnos del esfuerzo. Ahí le digo a Héctor que me veo bien y que voy a lanzarme para abajo, a ver lo que pasa.

FB_IMG_1527415615598

En la primera parte de la carrera, con el grupo de 1h30 (Foto: Pilar Alvarez)

Cojo agua en el avituallamiento justo ante de la bajada y tan metido voy que al paso por el km 11 me olvido de darle al gps, fue el único que me salté. Según bajo voy cruzándome con muchísima gente conocida que me van animado. Esos gritos de ¡¡vamos Kike!! dan más fuerza para bajar a toda velocidad en dirección a Cangas de Onis, también el ir adelantando corredores anima mucho. Pero tampoco puedo venirme arriba y darlo todo porque hay que guardar fuerzas para esos últimos kms temibles en los que la gente desfallece y puedes perder una minutada. Tras hacer los primeros de bajada por debajo de 3’40’’ ahora comienza la carrera de verdad. Miro mi reloj y empiezo a calcular, veo que si hago todos los kms por debajo de 4’ puedo bajar de 1h28’, así que ese es el objetivo. Sigo adelantando gente, mucha, muchísima. Desde la Basílica hasta meta pasé a 36 corredores, según veo después en la clasificación. El haber subido tranquilamente a un ritmo cómodo y haber bajado con prudencia me permite llegar con algo de gasolina a estos últimos kms y poder disfrutar de ellos en lugar de sufrir y arrastrarme como me pasó algún año. Al final no se cumplen las predicciones de lluvia y hace bastante bochorno, por lo que al paso por el Parque de Bomberos se agradece la ducha que nos brindan para poder refrescarnos. Enseguida llegamos a la última rotonda, giramos a la izquierda y ya nos dirigimos hacia el centro de Cangas de Onis. Muy justo ya de fuerzas pero con la moral alta por seguir adelantando gente que va muy fastidiada, alguno casi parado… algún otro apoyado exhausto en el quitamiedos… otros caminando de vuelta por alguna lesión…

FB_IMG_1527538742398

Segunda parte de la carrera, bajando hacia Cangas de Onis                    (Foto: Carmen Martinez)

Yo sigo a lo mio y ya veo al fondo los arcos que indican que estoy llegando, además con el objetivo de volver a vencer a esta complicada carrera y cumpliendo también con el tiempo al finalizar con mi mejor marca en esta prueba. El tiempo real en meta fue de 1h27’38’’, finalizando en el puesto 77 absoluto y 14 de mi categoría. Los vencedores absolutos fueron Paula Mayobre y Sergio Sánchez, ambos con récord de la carrera incluido. Nada más cruzar la meta y recoger la bebida y la bolsa me recibe Ana con un helado de chocolate que hace que se me quite todo el cansancio y sufrimiento de golpe. Después de zampármelo y cambiar impresiones con otros corredores vuelvo al hotel para ducharme y seguir con el fin de semana de turismo y gastronomía, que finalizamos al día siguiente con la obligada visita a Covadonga.

En principio creo que se acabaron las Medias para mi este año, hice 3, se dieron todas muy bien y conseguí el objetivo de hacer marca personal en la distancia, así que lo siguiente será intentar mejorar la de 10 km. Pero será ya en Septiembre, en Ribadesella.

Muchas gracias a tod@s por los ánimos y a los fotógrafos por su trabajo. En la página de la organización (rutareconquista.es) podéis encontrar los enlaces a todas las fotos y vídeos de la carrera.

¡¡Saludos!!

VI Carrera Benéfica Espartal Playa Salinas

Este domingo se celebró una nueva edición de la Carrera Benéfica organizada por el Espartal Sport Center y que discurre por la Playa de Salinas. En esta ocasión lo recaudado fue para el Instituto Universitario de Oncología del Principado de Asturias. He acudido a todas las ediciones desde la 2ª y este año no podía ser menos, así que fui a correr con mi amiga Laly e hicimos unas camisetas de su centro deportivo, Dinâmika, para la ocasión. El día estaba horrible, mucho aire y lluvia, así que nada más llegar recogí el dorsal y me fui a tomar un café con Ana y Laly. Daba miedo salir a calentar con el día que hacía, así que agotamos el tiempo hasta el último minuto. Salimos con el tiempo justo para echar un par de carrerinas y colocarse en la línea de salida.

FB_IMG_1526294061623

Con Laly y Pablo (Foto: Carreras Asturias)

A las 11:30 disparo y a correr. Primeros metros por el paseo de la playa para bajar a continuación hasta la arena y tirar en dirección hasta San Juan. El primer km sale muy rápido, a 3’36”, el viento a favor ayuda a que así sea. Según nos acercamos a San Juan la arena está más blanda de lo habitual y es fácil enterrarse un poco, llegamos y giro de 360º para volver a Salinas. En ese momento iba el 10º. Tras el giro tenemos el viento en contra y el ritmo es ya bien distinto al del primer km, de hecho todos estos kms de vuelta salen por encima de 4′.  En esa lucha contra el viento me adelantan varios corredores, unos 4 o 5, y sólo paso a 1. Llegamos al final de la playa de Salinas, otro giro y de vuelta de nuevo en dirección  a San Juan, pero ahora con el viento a favor, lo que se agradece, y aprovecho para recuperar un par de posiciones. A mitad del arenal cogemos la subida hacia la playa, la arena está mas pisada y se hace duro ese repecho, llegamos al paseo y últimos metros de sprint para llegar a meta en el puesto 13, 4º de mi categoría. Los vencedores absolutos fueron María Quintela y Pablo Muñiz.

Mi próxima carrera iba a ser la Maratón por Equipos de Laviana pero desgraciadamente se suspendió la carrera, por lo que la siguiente será la Ruta Reconquista.

¡¡Nos vemos en Cangas!!