Subida Angliru 2017. Mi crónica y todas las fotos de la carrera

Este fin de semana me enfrenté a la carrera más dura que se pueda hacer sobre asfalto, la catalogada como El Infierno: Carrera Angliru. Se trata de coronar la mítica cima, varias veces final de etapa en la Vuelta a España, saliendo desde Riosa. En total unos 12,6 km. Era la segunda vez que la hacía, la primera fue hace 2 años y en aquella ocasión la preparé a conciencia porque no es para nada mi terreno, yo soy más “sprinter” que escalador. Este año venía de correr la Media Maratón de Langreo y estaba preparando la de Avilés, con lo que, a pesar de que no entraba en mis planes hacerla, al menos tenía una buena base de kilómetros. Para este fin de semana le había echado el ojo a la I Carrera pola Oficialidá, pero el martes, cuando iba a apuntarme se suspendió, por lo que sólo me quedaba la Media de Trubia o volver al Angliru y… me apunté a ésta (no me acordaba ya de lo que había sufrido hace 2 años).

Así, el sábado después de comer me fui para Riosa junto a Raquel, allí en el Polideportivo recogí el dorsal y me encontré a René, el otro correrastur que participó en la carrera (también estuvo nuestra compañera Manoli como voluntaria), y después me acerqué a la zona de salida para dejar una bolsa que recogería en la cima. Aún había tiempo, así que fuimos a tomar primero un café y nada más salir me encontré con Verónica con la que compartí un ratín de charla y el calentamiento. Poco antes de las 16:30 nos colocamos bajo el arco de salida, hace sol y parece que algo de calor, aunque a mí eso no me afecta, al contrario, me gusta correr en esas condiciones. Comienza la cuenta atrás y… salimos en busca del infierno.

FB_IMG_1508082215748

Salida de la carrera (Foto: El Periódico de Riosa)

Cuesta arriba desde nada más comenzar, la carrera se iba a ir endureciendo según avanzaban los kms. El primer km es “suave” si lo comparamos con lo que nos espera, a pesar de ello el grupo se empieza pronto a estirar, enseguida casi en fila de a 1 y poco más tarde ya empezando a abrirse huecos. De los 6 primeros kilómetros el más duro iba a ser el tercero, con una pendiente que iba a hacer pupa. Estamos todos deseando llegar a Viapará, que será el único descanso de subida que vamos a tener en toda la carrera. Poco antes del km 5 llega el llano y a continuación el primer avituallamiento, en Viapará. Aquí me alcanza Fabián Roncero, que viene acompañado de la que sería la chica ganadora y un par de metros detrás la 2ª chica, consigo emparejarme a ésta y más tarde alcanzamos a la pareja que iba delante. Vamos a ritmos de 4’30’’-4’40’’, me siento a gusto y voy cómodo, aguanto ahí todo el km que dura el llano y pienso en intentar seguir en ese grupo el mayor tiempo posible.

FB_IMG_1508079877761

Con Fabian Roncero y las 2 primeras chicas de la general (Foto: MV Foto)

Justo antes del km 6 empieza lo duro de verdad, Les Cabanes, allí está Vicente de MV Foto haciendo fotos y animando, en las primeras rampas sigo con el grupo pero esas pendientes del 22% me matan y no puedo seguirles el ritmo. Incluso un poco más arriba noto que a pesar de ir corriendo casi no avanzo por lo que decido empezar a caminar en esa zona y así, al menos, recupero de pulsaciones. En cuanto lo hago, otra vez a correr. Voy mirando el pulsómetro y cuando veo que voy alto no merece la pena seguir corriendo porque avanzo muy poco, así que me pongo a caminar para recuperarlas. Eso tiene su parte mala, y es que el cerebro se acostumbra a dejar de sufrir y cada vez te pide antes poner pie a tierra. Los siguientes 2 kms son algo menos empinadas, con pendientes medias “sólo” del 12 y 14%, pero en Los Picones hay una cuesta del 20% que me hace volver a caminar. Hay bastante sombra durante todo el recorrido, no nos da mucho el sol y eso no son buenas noticias para mi. Voy haciendo la goma con otros corredores, me pasan, los paso… pero son más los que me pasan, y es que la alta montaña se hace muy dura para los “sprinters”.

Sé que queda aún lo más duro y voy mentalizándome para ello. Antes, para abrir boca, llegamos al Cobayu, otra zona durísima con un tramo de pendiente del 21,5% de desnivel. A continuación oigo la megafonía y a una chica animando, ahí está… aún no veo el arco pero sé lo que hay allí. Otro zigzag y ahora sí veo la zona de avituallamiento y el arco. Detrás de ese arco está la temida Cueña Les Cabres, con una pendiente media del 17,5% y máxima del 23,5%!! Cojo el agua, doy la curva, paso el arco y para arriba. Esa temible subida, con el suelo lleno de pintadas animando a los Contador y compañía. Al fondo un buen grupo de gente animando, todo tan épico que a pesar del sufrimiento del momento se disfruta muchísimo. Llego a esa zona donde todos animan sin parar, y a seguir que esto no se acabó. El siguiente tramo es El Aviru, donde aún nos espera una “cuestina” del 21,5% de desnivel. El kilómetro que comprende estas 2 “paredes” es el más lento de toda la carrera, ni más ni menos que a 10’11’’!! Ahora queda poco más de kilómetro y medio para la meta y, sabiendo que los últimos metros son en bajada, se puede decir que queda 1 km de subida. Pero 1 km sin descanso porque después del Aviru aún nos queda Les Piedrusines con otra tachuela del 20%. Allí también hay bastante gente animando, que te dice: “venga, que ya está, ya está”. Unos metros más de subida, un giro a la izquierda y… por fin!! Veo la bajada, me lanzo pero las piernas ya casi no saben correr, a pesar de ello hago los últimos metros por debajo de 4’ y los últimos 700m a 4’08’’. Entro en meta con un tiempo oficial de 1h28’48’’, casi 1 minuto menos que hace 2 años, en el puesto 37. Los vencedores absolutos de la carrera a pie fueron Merche Palacios y Martin Alvarez Espinar (éste por 3ª vez consecutiva). También hubo subida en bici y en rollerski.

IMG_20171015_002413

En la cima del Angliru. Objetivo conseguido.

Después de recuperar y sacar la foto de rigor no pasa mucho tiempo hasta que conseguimos subirnos al bus que nos iba a bajar. Ese fue uno de los pocos errores que observé hace 2 años, cuando tuvimos que esperar allí arriba muchísimo tiempo, pero que afortunadamente la organización (tal y como había prometido) corrigió. Se agradece mucho. El bus nos deja a la puerta del Polideportivo, donde también estaban las duchas y tras cambiarme nos quedamos a esperar la entrega de premios y el pincheo para todos los participantes y acompañantes, muy bueno y abundante de comida, con actuación musical incluida.

Tras esta carrera el próximo objetivo es la Media Maratón de Avilés y, quizás, aún no lo tengo claro, corra 1 semana antes los 10k Sanitas Marca de Gijón para “activar” las piernas. Os iré contando Mis Correrías en este Blog.

!! Muchas gracias por los ánimos. Saludos!!

Enlaces a las fotos de la carrera: MV Foto, El Periódico de Riosa y La Corrigüela.

 

 

Anuncios

Mi carrera CNSO-RGCC con Déjame Tus Piernas

Este fin de semana volví a colaborar con Déjame Tus Piernas, mi 6ª carrera con este maravilloso grupo y la 1ª con la nueva directiva. Fue en la Carrera CNSO-RGCC, carrera anual entre 2 de los clubes más representativos de Gijón y que cada año se corre en una dirección distinta. Este año la salida era en el Club Natación Santa Olaya y la meta en el Real Grupo de Cultura Covadonga, poco más de 6 km. Salí de casa sobre las 8:20, y me junté a un pequeño grupo de voluntarios que venían corriendo desde el Grupo Covadonga (Sommer, Juan y Jose), así fuimos trotando hasta el Santa Olaya y de paso quitando un poco el frío de la mañana.

FB_IMG_1507458143016

con Laly, Jorge y Georgi en la zona de meta

Cuando llegamos ya estaban allí varios voluntarios y rodadores. También amigos como Laly, Georgi y Jorge, éste último correría por primera vez con Déjame Tus Piernas. No iba a ser el único debutante, ya que en ésta ocasión había un buen número de voluntari@s que se atrevieron a formar parte por primera vez de la familia DTP. Los dorsales de rodadores y voluntarios ya los había recogido Samuel y después de ponerme el mío y charlar un poco con algunos de los voluntarios que iban llegando, varios del Club Correr Asturias, fui a ayudar a Pablo con el montaje de la rueda en la silla de Carolina, que además iba a ser la rodadora a la que me tocaría “dejar mis piernas” esta vez. Me ayudarían en la labor: Tati, Angélica, Ale y Eladio, las 3 primeras debutantes con DTP y Eladio compañero de club. Tras la charla técnica fuimos a dar una vuelta con la silla para calentar y sobre todo para que las que nunca la habían cogido se fuesen familiarizando con ella. Coincidieron en que el manejo era muy sencillo y cómodo, esa rueda supletoria da mucho juego para llevar la silla con soltura.

A las 10 de la mañana se da la salida a la carrera y, como siempre, los de DTP nos colocamos al final del todo para no molestar al resto de corredores. Como la mayoría de mi equipo eran debutantes y siempre se forma algo de jaleo en la salida prefirieron que saliese yo con la silla y tras superar una pequeña cuesta le traspasé “los mandos” a Tati, antes de llegar al primer km de carrera. Al poco tiempo, en la bajada por Mariano Pola, vemos a Edu (voluntario de DTP y compañero en el Club Correr Asturias) animando y sacando fotos. La verdad es que durante todo el recorrido fuimos recibiendo muchísimos aplausos y ánimos de toda la gente que había salido a la calle, Carolina lo estaba pasando bomba y nosotros igual. El siguiente en coger la silla sería Eladio y en los siguientes kms iríamos todos haciendo turnos para cogerla un rato cada uno. Al llegar al Muro San Lorenzo tuvimos un pequeño percance, oí un ruido y era el asa de una mochila que se había pillado con la rueda y no podíamos desengancharlo. Se pararon varias sillas, porque somos un equipo y actuamos siempre como tal, para ayudarnos con el percance y enseguida pudimos reanudar la marcha. Tras dejar atrás el Muro giramos hacia la Avda Castilla y al final de esta calle había un pequeño repecho, en ese momento iba Ale con la silla, le pregunto si quiere que la coja o si puede ella, me contesta que lo quiere intentar y lo consigue sin problema. Bravo!! Seguimos rumbo a meta y a la altura de la Plaza de Toros más o menos vuelve a coger la silla Angélica, ya falta poco para el final y le pregunto si tiene fuerzas para llegar con ella hasta meta (la idea era que un@ de l@s debutantes de cada silla entrase con ella en meta), me dice que sí y justo a la entrada nos apartamos el resto de voluntarios para que entren primero ell@s y nosotros detrás.

FB_IMG_1507503668351

Con Carolina y el resto del equipo, cogiendo la Avda Castilla (Foto: Angeles Llera & Fco Rivas)

Así Déjame Tus Piernas completa una carrera más, otra barrera superada y otro día en el que Carolina, Ana, Dani, Manuel, Iván, Alberto, Carlos y Santiago disfrutaron de una jornada inolvidable. Gracias a tod@s l@s voluntari@s que ayer formasteis parte de esta gran familia, espero veros pronto. Al resto os animo a que, si corréis, os pongáis en contacto con Déjame Tus Piernas para poder participar en alguna carrera con nosotros y disfrutar de esta inolvidable experiencia. También podéis colaborar haciéndoos socios por sólo 1€ al mes (12€ al año). Aquí os dejo los enlaces para contactarnos por Web, Facebook o Twitter. Y en éste otro enlace podéis ver las fotos de Déjame Tus Piernas en la carrera CNSO-RGCC.

Ahora mi próximo objetivo correndero será la Media Maratón de Avilés, donde haré un último intento de rebajar mi MMP en la distancia, aunque antes iré a alguna carrera previa para intentar llegar en la mejor forma posible a Avilés.

Nos vemos en las carreras. ¡¡ Saludos !!

 

1-O: El día que el Maratón volvió a Asturias. Mi crónica y fotos de la carrera.

Este fin de semana tras muchos años de ausencia el Maratón volvió a Asturias gracias al Club Langreo Skulls, que organizó la I Maratón y Media Maratón de Langreo. Yo no corro maratones pero había que apoyar ésta iniciativa de alguna forma así que no dudé en apuntarme a la Media Maratón. Como era una carrera nueva y no conocía el recorrido, un par de semanas antes fui con varios compañeros correrastures para dar una vuelta por los 21k del circuito. Ese día ya pude comprobar que el recorrido no era el más adecuado para mejorar marca, como era mi intención. Pero llevaba entrenando 3 meses para ese día y había que intentarlo.

El domingo tocó madrugar, la carrera comenzaba a las 8:30 de la mañana y a las 7 quedé con Tiano para ir hasta Langreo. Después de aparcar fuimos a tomar el café con gran parte de mis compañeros del Club Correr Asturias, que estaríamos presentes tanto corriendo alguna de las 2 pruebas (incluidas las liebres) como de voluntarios e incluso en la organización. Tras el café fuimos al Polideportivo de La Felguera para cambiarnos y dejar allí la ropa para ducharnos después de la carrera. Cuando salimos del Polideportivo quedaban solo 15 minutos para la hora de salida y aún había que sacar la foto de equipo y calentar. Lo primero lo conseguimos (con pancarta de ánimo para nuestro compañero Charlie incluida), lo segundo… algo se hizo. Nos colocamos bajo el arco de salida y allí comienzan los saludos habituales entre los corredores, noto que alguien me pica por atrás, me giro y veo a Héctor Moro, que está allí para completar su tercer Maratón… de la semana!!! el número 18 de los 24 Maratones (sub 3 horas) que va a completar este año, todos ellos por distintas causas solidarias. Si eso no es ser un crack…

FB_IMG_1506883353431

Pasando por Lada (Foto: Luis Lastra)

 

Cuenta atrás previa y se da la salida a unos 400 corredores, más o menos la mitad en cada distancia. Para hacer MMP tenía que hacer la carrera a una media de 3’55’’ o menos. Normalmente salgo rápido y voy “sobreviviendo” pero ante la dureza de esta carrera pensé en salir a un ritmo muy cercano al que necesitaba de media, sobre 3’52’’. Salimos del Parque Nuevo de La Felguera, el primer km es muy favorable pero en el segundo ya empieza el rompepiernas, dejamos el asfalto para coger una senda y bajar hasta Barros. Estos 3 primeros kms me salen todos por debajo del ritmo previsto para el inicio. Ya voy solo pero hay un grupo bastante numeroso unos pocos metros delante de mi, no quiero forzar el ritmo para cogerlos y prefiero seguir ahí. Llegamos ahora al Polígono de Riaño, justo antes del km 4, un km durillo que tiene un par de subidas, la última para coger la senda por la que bajamos antes y cruzarnos con algunos corredores, entre ellos varios amigos y compañeros que me animan. Ya voy en tiempos más altos pero sigo haciendo todos los kms por debajo de 4’ (así sería hasta el km 10).

Aún estamos en el 7 cuando regresamos a La Felguera, allí me encuentro a varios compañeros correrastures, entre ellos Josema que me dice que no vaya solo y que me  enganche a 2 corredores que van por delante, muy cerca. Es fastidiado ir solo pero… no es nada fácil pillar a esos 2. Ahora cogemos la salida en dirección a Lada, llegamos a una carretera que va paralela a la autovía, en ligera subida y bajamos por la misma zona, cruzándonos de nuevo con otros corredores que nos vuelven a animar. Acabo de coger a uno de los 2 que llevaba por delante e iré un buen rato juanto a él, los kms van cayendo ahora entre 4’00’’ y 4’03’’. Echo cuentas y con los segundos que me “sobraban” de los primeros kms aún voy en el tiempo previsto, pero se que queda casi media carrera, las fuerzas empiezan a agotarse y el recorrido no ayuda. Ahora llegamos a una zona en la que conozco varios kms por ser parte de la carrera de los 5k de Llangreu que hice un par de veces, pero no son fáciles, hay una zona de tierra y luego una subida durilla para coger un puente de madera y acercarnos hasta Sama. Ahí se me va mi compañero de viaje en los últimos kms y antes de cruzar el rio también me pasa Rubén, que me da ánimos, pero esa subida de antes me mató, me pasan otro par de corredores y voy perdiendo mucho tiempo, estoy corriendo estos kms a ritmos entre 4’08’’ y 4’13’’. Ya veo que no voy a hacer marca así que intento al menos bajar de 1h25. El km 18 me sale a 4’02’’ y veo muy factible ese nuevo objetivo, pero nada más lejos de la realidad, los 2 siguientes kms serán los más lentos de toda la carrera con diferencia (4’21’’ y 4’24’’) no sé muy bien porqué, ya que no me veo tan mal, pero los segundos me iban cayendo encima. Tras dar una vuelta al Parque Viejo de La Felguera hay otra subida para llegar al centro. El km 21 me sale a 4’05’’ pero ya es tarde, me pasa otro corredor que viene como una flecha, últimos metros de carrera y entro en meta con un tiempo oficial de 1h25’29’’, en el puesto 18, 5º de mi categoría.

FB_IMG_1506958827417

Foto de Pedro Pablo Heres, ya en el último km de carrera

Los vencedores absolutos fueron Carmen Pérez y Felix Pont en el Maratón y Raquel Ronco y Máximo Cordero en la Media Maratón. A continuación os dejo los enlaces a todas las fotos de la carrera. Muchísimas gracias a Mariaw, Emilio Garcia Fernández, Pedro Pablo Heres, MV Foto (1) y (2), Damián Arias, Jose Luis Lastra, Gilber Tomás y Tano por estar al pie del cañón para regalarnos estos bonitos recuerdos.

Ahora quizá haga un último intento de mejorar éste año mi MMP en Medio Maratón, ya veremos, de momento la próxima carrera será el domingo la CNSO-RGCC, en donde estaré colaborando con Déjame Tus Piernas.

Muchísimas gracias a tod@s por el apoyo recibido. ¡¡ Saludos !!