Ruta Reconquista 2019. Mi crónica y todas las fotos de la carrera.

Ultimo fin de semana de mayo y como siempre desde 2015, tengo plan: La Ruta Reconquista. Mi Media Maratón favorita, tan guapa como impredecible y complicada de correr. El primer año me vapuleó pero bien, tanto que cuando acabé dije que no haría ya no más Rutas Reconquistas sino que no iba a correr más Medias Maratones. Al día siguiente prometí volver al año siguiente para rebajar 5 minutos esa marca… y lo hice. En 2017 quería mejorar tiempo pero la carrera me vuelve a derrotar. A pesar de ello al año siguiente allí estoy otra vez: 2018 y mi mejor tiempo, por sólo unos segundos, en esta carrera. Por lo tanto, empate a 2 y la intención era desempatar a lo grande en 2019. Tan a lo grande que aprovechando mi cambio de categoría (que suena mejor que decir que acabo de cumplir los 50) miré los tiempos de la gente que había hecho pódium los últimos años en mi categoría para intentar meterme ahí. Y veo que excepto en 2017, que hizo muchísimo calor, el 3er puesto siempre estuvo unos segundos por debajo de 1h25′, lo que suponía rebajar mi mejor marca en esta carrera… ¡¡2 minutos y medio!!. Dije… olvídalo Kike… Noooo, jajaja, dije… venga, pues vamos a intentarlo. Y el primer paso fue encargar una turbo-pulsera (como en 2016) a Josema, compañero correrastur y experta liebre (en los últimos años aquí siempre y en otras muchas carreras) con los ritmos y tiempos de paso para terminar la carrera por debajo de 1h25′. Ya no había vuelta atrás, a por todas.

FB_IMG_1558820600054

No puede faltar la foto de grupo en esta carrera con el Puente Romano de fondo (Foto: Manu Sainz)

Llegué a Cangas de Onis con Ana el viernes y el sábado a mediodía fuimos a recoger el dorsal y luego a tomar una sidra antes de comer. Hay que cuidarse, si, pero también hay que disfrutar un poco. A las 5 de la tarde en punto había quedado delante del Puente Romano con los compañeros del Club Correr Asturias para la tradicional foto de equipo. Como es habitual yo llegué unos minutos tarde y ya habían hecho la foto, la primera, así que hubo que hacer una segunda y no sé si una tercera. El día antes había hablado con mi compañero de equipo Chuky a ver si conseguía engañarlo para que viniese conmigo y fuese todo “más fácil”. No me parecía que estaba muy por la labor, así que por si acaso, en la salida, digo que llevo turbo-pulsera para 1h25′ y consigo “algún seguidor”: Lisardo, Victor Abraham y algún incauto más. Cuando veo tanta animación ya les aviso que no se si estarán escogiendo buena opción porque una cosa es lo que yo quería y otra lo que podría hacer, que bajar 2 minutos y medio la marca en esta carrera es algo casi impensable. Últimos ánimos y último beso de Ana segundos antes de la salida para coger fuerzas y al lío.

17:30 horas y se da la salida. Los 3 primeros kms los tenía marcados a 3’55” para luego ir subiendo 5 segundos más lento cada kilómetro según se iba empinando la carretera. Hace sol, calor y tiene pinta de que va a ser un día para sufrir. Yo voy bien con calor pero claro… los tiempos no salen igual. Había quitado el auto-lap del Garmin para ir pulsando yo mismo cada km al paso por la señalización. Primeros kms y casi perfecto, solo 1 o 2 segundos por km más rápido de lo previsto. Vamos un grupin de 6-7 corredores pero Lisardo y algún otro se ven bien y tiran para delante, yo sigo a mi ritmo, cuadrando los tiempos de la pulsera hasta llegar arriba, que ese km 10 a 4’30” ya me parecía a mi que no iba a poder salir (lo hago a 4’59”). Y el 11 también unos 10 segundos peor de lo marcado, pero no me preocupa porque los siguientes son de bajada muy pronunciada y es lo que mejor se me da, seguro que recupero lo perdido. De hecho, según veo después en la clasificación llegué al paso por el Santuario 3º de mi categoría. Km 12, primero completo de bajada, marcado a 3’40” y lo hago a 3’17”. Bien, recuperando lo perdido. Pero ahora empezaba la carrera de verdad. Lo más difícil.

Tenía anotados los siguientes kms a 3’50”, luego 3’55” y los últimos 3k a 4′. Ahí es donde lo veía yo complicado, llegar fresco para hacer esos tiempos en el falso llano. Entre los que se fueron por delante en la subida y alguno que se quedó atrás arriba ya llegué solo y toca hacer la bajada también solo. Bueno… solo solo no, porque hay mucha gente animando y sacando fotos, y l@s fotógraf@s no se limitan a hacer fotos si no que también animan como el que más. (Al final de la crónica tenéis los enlaces de todas las galerías de fotos). Precisamente una de las que está animando, Elena, a la bajada me dice al pasar… Kike!! mira al suelo!! Y recordé que llevaba unos días con unas molestias en el empeine derecho y cuando me puse las zapatillas en el hotel dejé un poco flojos los cordones para no presionar mucho la zona, así que pensé… se me desataron los cordones, pero miré, los vi bien y seguí. Cuando por la noche me envía las fotos veo que puso en la carretera un ¡¡Vamos Kike!! que no vi en directo, jajaja. Pero la foto salió bien y no se nota que no me enteré, como podéis ver.

received_302136207391172-01

Recibiendo ánimos hasta en el asfalto (Foto: Elena Glez)

A pesar de beber en todos los avituallamientos, a partir del km 16 el cansancio y el calor pasa factura y ya no puedo con los tiempos de la turbo-pulsera. Voy perdiendo entre 10 y 20 segundos por km. Me adelante gente que viene muy fuerte, como Chuky y Servando y tambien paso yo a algún corredor al que se le hace un poco larga la carrera, sobre todo por el calor. Hubo varios que tuvieron que aflojar e incluso abandonar por ese motivo. Son solo 5 km pero siempre son los que deciden la carrera. Sabía que lo que intentaba era muy muy difícil, así que tampoco me vengo abajo y creo que puedo rebajar mi mejor marca en esta carrera, lo cual tampoco está nada mal. Se agradece la ducha improvisada habitual de casi todos los años, sobre todo en los que hace calor, por parte de los Bomberos y ya voy echando cuentas a un par de kms para meta, veo que salvo desastre voy a conseguir ese plan B. Último km y poco después ya veo al fondo los arcos de meta. Últimos metros, mucha gente, entre el gentío oigo un último grito de ánimo de Ana que me da fuerza para entrar en meta esprintando, con un buen tiempo para mí de 1h26’23”, en el puesto 72, 6º de mi categoria, lo que supone rebajar mi mejor marca aquí en 1 minuto y 15 segundos. Contento.

Al terminar, recojo la bebida y la bolsa mientras intercambio experiencias de la carrera con otros corredores que ya terminaron y luego voy con Ana a por el mejor premio, que los que ya me conocéis sabéis cuál es: ese helado de chocolate que no perdono ningún año (salvo que llegue muy quemado a meta). Este año doy por ganada la partida a la carrera, con lo que remonto y voy ganando yo 3-2. ¿Quién ganará el año próximo, la Ruta Reconquista o yo? Espero poder volver y contarlo aquí.

Agradezco una vez más el trabajo de l@s fotógraf@s compartiendo sus galerías:

Tano, Jabato Veloz, Pic Sport, Carmen Martinez Valdes (subida) (y bajada), Edu Rus, Lore Holguera, Atletismo Cantabria, La Corrigüela (1) (2) (y 3), Manu Sainz, Amari Erretratua, Deporte HD Asturias y El Fielato

Anuncios

Un comentario en “Ruta Reconquista 2019. Mi crónica y todas las fotos de la carrera.

  1. Pingback: Carrera Dona Vida 2019 | Mis correrias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s