Empezar a correr desde cero

Cada día más gente se apunta a la moda de correr, nuevos “deportistas” que no siempre están capacitados para dar ese paso. Hasta un 79% de corredores padecen alguna lesión en su primer año. Eligen correr, principalmente, para ponerse en forma. Sin embargo lo correcto sería justamente al revés: ponerse en forma para correr.

Cómo empezar

Si quien desea comenzar en este deporte es una persona con sobrepeso o nunca ha realizado deporte puede resultar muy peligroso lanzarse a correr sin una base mínima para que su cuerpo absorba los impactos de la carrera. Una buena manera de comenzar es haciendo ejercicio aeróbico sin impacto (elíptica, bici, remo…) y combinarlo con una rutina de fuerza. También es un buen momento para eliminar el patrón motriz erróneo ya que cuando corremos nuestro cuerpo utiliza el movimiento más accesible, no el más adecuado. Por eso es bastante común ver a corredores que talonean, con braceo descontrolado, o que corren de forma descompensada. Realizar unos ejercicios de técnica de carrera nos ayudará con esa tarea.

gym-room-1180016_1920

Empezando a correr

Una vez hayamos superado esa primera fase de acondicionamiento ya estamos listos para salir a correr, pero siguiendo con la precaución de hacer las cosas sin prisa. El entrenamiento debe de estar siempre planificado y personalizado para que todo discurra sin inconvenientes. Comenzaremos alternando caminar y correr, a medida que vayan pasando las semanas disminuiremos minutos de caminata y aumentaremos los de carrera. El objetivo en esos momentos no será la velocidad si no la resistencia, intentar cada vez aguantar más tiempo corriendo sin importarnos el ritmo al que lo hagamos.

Participar en carreras populares

Ya tenemos el gusanillo metido en el cuerpo y queremos dar un paso más: competir. A menudo la gente se lanza al boom de las carreras empezando la casa por el tejado. Una vez más si vamos avanzando con precaución nos ahorraremos sustos indeseados. No es lo mismo salir a correr que competir, en las carreras populares el ambiente nos invita a poner a nuestro cuerpo al límite, por eso debemos ir con la progresión adecuada. No deberíamos participar en una carrera de 10 km sin antes haber corrido alguna de 5 km, ni una Media Maratón sin llevar un buen número de carreras en 10 km, y por supuesto mucho menos correr un Maratón sin tener una buena experiencia en el Medio Maratón. Así mismo no podemos ni debemos competir todas las semanas, es una imprudencia que tarde o temprano nuestro cuerpo acabará pagando.

running-1120606_1920

Si seguimos éstas recomendaciones nuestra vida como corredores será larga y sin esos obligados parones provocados por las lesiones y que tan poco nos gustan.

¡¡ Saludos !!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s