Crónica 10 km de Laviana 2016

Tenía muchas ganas de volver a correr después de que en la última carrera las cosas no hubiesen salido del todo bien. Y qué mejor escenario que una carrera de 10 km donde ya conocía el circuito de otra prueba que hice allí en Febrero de éste mismo año y sobre todo al organizador (Héctor Moro) deportista solidario donde los haya implicado en mil y un frentes distintos para recaudar fondos, siempre por una buena causa y que cuando se pasa al lado organizativo sabe cuidar como nadie al corredor.

Llegué a Pola de Laviana muy justo de tiempo, faltaban menos de 15 minutos para darse la salida cuando todavía estaba aparcando. El calentamiento que hice fue ir y venir al coche para cambiarme y dejar la bolsa del corredor, ni estiramientos dinámicos ni nada parecido, sólo hubo tiempo para una foto antes de la salida, saludar a algún compañero y a ponerse debajo del arco. El día estaba soleado y la temperatura ideal para correr.

fb_img_1481037043860

Foto previa con Paula y mis compañeros Manuel y Pablo (faltó Eladio para completar los correrastures presentes en la carrera)

Deberíamos dar 3 vueltas a un circuito de unos 3,3 km que con los 50 metros de la recta de salida y meta completarían esos 10 km. Comienza la cuenta atrás de voz de Héctor Moro y a correr. Después de esos 50 metros giramos a la derecha ligeramente hacia arriba para coger la carretera general. Al llegar a la carretera es cuando me doy cuenta que no puse el reloj, cosas que pasan por ir apurado de tiempo. Esa zona de asfalto pica muy ligeramente pero de forma casi continua hacia arriba, después llega un giro a la derecha con un descenso corto pero vertiginoso para coger el paseo fluvial. Por la vera del rio es una senda peatonal, un falso llano que finaliza con otra muy corta cuesta para afrontar la zona más dura, la pequeña subida para pasar por delante del Ayuntamiento y volver a coger la carretera general e iniciar la segunda vuelta.

fb_img_1481065601993

Primer paso por la Senda Fluvial (foto: Damián Arias)

En el último entrenamiento había quitado el auto-lap del reloj y no me había acordado de volver a ponerlo así que no me va “cantando” el paso ni el ritmo por los kms, sólo el total, pero ya noto que las sensaciones no son como en la última carrera. Empiezo fuerte, como siempre, y luego voy de más a menos, aguantando como puedo, pero ésta vez si consigo encontrar mi ritmo habitual en éstas carreras. La primera vuelta la completo a una media de 3’42’’, ahora sabía que iba a perder algo de tiempo pero con un ritmo mantenido. La zona de carretera se hace un pelin dura pero recupero algo en la bajada y adelanto a un grupo de corredores que me acababan de pasar en la zona de asfalto. Llegamos a la senda y me vuelven a coger, estoy un rato con ellos pero me cuesta aguantar su ritmo, van más rápido que yo y poco antes de salir de la senda ya me dejan atrás.

fb_img_1481061836319

Esprintando en la recta de meta (Foto: Pedro Pablo Heres)

Volvemos a la zona más dura para completar la segunda vuelta, allí hay mucha gente animando y hasta Héctor micrófono en mano nos anima cuando pasamos. Es también la zona de avituallamiento, en la primera vuelta no cogí agua pero ahora sí. Y la verdad es que me vino muy bien, estaba bastante cansado ya, un par de tragos, a rehacerse y a por la última vuelta. Volvemos a la carretera y veo delante de mi a un par de corredores a los que me propongo alcanzar antes de llegar a meta. No van juntos, uno va un poco más retrasado y es mi primer objetivo. Llega “mi zona”, la del descenso rápido hasta la senda y ahí lo alcanzo, en ese momento voy fuerte y consigo dejarlo atrás, ahora a por el otro. Parece que me acerco pero no hay manera de cogerlo, se acerca la llegada a meta y ya no me va a dar tiempo, comienza la pequeña subida pero ésta vez a la mitad giramos a la derecha para hacer esos últimos 50 metros de recta de meta, llego muy fuerte y esprintando, con muy buenas sensaciones. Puesto 24 de la general y un tiempo de 38:32, 20 segundos menos que en la carrera que hice en éste mismo circuito en Febrero.

Tras llegar a meta entregamos el chip, un poco de agua para recuperar y a ducharnos a la Piscina Municipal. Después de la ducha estoy un rato de charla con Seve y su mujer y cogemos el coche para volver al Café Bulevar donde la organización invitó a todos los corredores a una caña y al concierto de Belo mientras se realiza la entrega de premios, todo al aire libre aprovechando la buena mañana que hizo.

 

Héctor siempre dice que seamos sinceros, que eso siempre le ayuda a mejorar, pero por más que busco no encuentro un pero que ponerle a la carrera. El circuito no es completamente llano pero tampoco podemos definirlo como duro, la atención al corredor inmejorable, siempre pendientes de todo, 2 avituallamientos… Sólo espero que cada vez seamos más participantes y que homologuen el circuito para optar a ese Campeonato de Asturias, trabajando como lo han hecho hasta ahora lo conseguirán, no tengo ninguna duda.

 

Ahora a cambiar el chip y preparar la siguiente carrera, la de Nochebuena, con el objetivo de rebajar un año más mi MMP de 5 km. Reconozco que está muy difícil porque es una marca bastante decente, hay poco margen y tendría que ir a 3’35’’ o menos ese día, pero por ganas no va a quedar.

Nos vemos el día 24 en Gijón. Saludos!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s