Fin de semana en Galicia: XVII MM Vigo-Bayona

Este fin de semana me desplacé hasta tierras gallegas para disfrutar de su gastronomía y paisajes con la excusa de participar en la Media Maratón Vigo-Bayona. ¿O fue al revés? Bueno, es igual, el caso es que fue un fin de semana muy completo.

El viernes por la tardes salimos de Gijón y 3 horas y media más tarde llegábamos al hotel en Vigo. Tengo que decir que tanto la inscripción como el hotel ya lo había cerrado hace 2 meses gracias a la gestión de Depor Travel, especialistas en viajes a carreras y que tiene unos precios muy ajustados para cualquier evento de éste tipo. Muy recomendable.

Tras deshacer la maleta nos fuimos hasta Baiona para degustar el exquisito pulpo del Sandokan, sitio que ya teníamos “fichado” de alguna otra visita a esta villa costera, donde finalizaría la carrera. El sábado por la mañana, nada más desayunar, fuimos a recoger el dorsal y la bolsa del corredor. Todo muy bien organizado y en un sitio amplio. Tenía que ser asi porque había unos 5.500 inscritos. Con todo listo para el domingo el resto del sábado lo dedicamos al turisteo y “cata” de productos locales, por la mañana en Combarro y por la tarde-noche en Vigo, donde ya nos sorprendió un buen aguacero. Entre que llegamos al hotel y me acuesto es la 1 y pongo el despertador para las 8 de la mañana pero a las 6 el fuerte viento que golpea contra la ventana me despierta y no consigo dormir más.

Cuando me levanto ya veo que hace un día horrible, con lluvia y viento. Bajo a desayunar, cojo mis cosas y para la Playa de Samil, donde se iba a dar la salida. Allí dejo el chándal en el guardarropa para recogerlo en meta y me voy a tomar un café. Llueve poco o nada pero hace mucho aire. Quedan 40 minutos y me voy al coche a colocar el dorsal cuando comienza a llover con fuerza. Me quedo un rato en el coche esperando que afloje pero todo lo contrario, la cosa va a más. Está cayendo el diluvio y el aire tampoco cesa cuando quedan 25 minutos para darse la salida. 5 minutos más tarde decido salir porque estoy a 500 metros de la salida, no la veo desde donde estoy y con tanta gente tengo miedo de no poder coger sitio, o de no poder entrar en mi cajón.

calent

Finalizando el calentamiento, resguardados (captura de pantalla de un video de la Vig-Bay hecho por Andrés Fontán)

Nada más salir ya me empapo porque está diluviando, está todo el mundo atechado donde puede y yo voy calentando hacia la línea de salida. Cuando llego veo que no está ni el arco (parece ser que no lo pusieron por miedo a que el aire se lo cargase) y todo los corredores cobijados donde pueden, yo también me resguardo un poco, no hay techo pero si una arboleda que quita algo el agua. Allí me muevo un poco de lado a lado (en un espacio de 10-15m para no coger demasiado frio). Quedan 5 minutos y dan la orden de que todos nos coloquemos en la zona de salida. En ese momento, milagrosamente, deja de llover. Yo ya estoy empapado, tengo la piel de gallina y no es de emoción precisamente. Ya no llovería más pero el viento no daría tregua en todo el recorrido. Otra cosa que me sorprendió es que no había liebres, al menos en mi zona, porque en las fotos veo un par de globos y uno de ellos marca 1h50’

 

Se da la salida e intento buscar un sitio donde correr cómodo, difícil con tanta gente. Al final de la Avenida de Samil oigo un ruido y unas gafas pasan volando por delante de mí, son de un corredor que estaba a mi lado y que se acaba de caer. Lo evito de milagro. Una pequeña primera cuesta para salir de la playa y ya cojo mi sitio. Los 3 primeros kms aunque con alguna pequeña subida/bajada no crean excesiva dificultad y los hago casi clavados a 4 minutos/km.

01-01

Primeros metros de la carrera (Captura de pantalla vídeo vigoalminuto.com)

 

A partir de aquí, según el perfil que había visto, empezaba una subida continua de 3 km, hasta el 6. Pero no es “tan lineal” y es una subida con toboganes y la bajada hasta el km 11,5 sería más de lo mismo, bajada con alguna pequeña cuesta. Cojo agua en el km 5, el más duro hasta ese momento (me voy hasta los 4’26’’) y a partir del km 6 en donde se tiende a bajar ya van mejorando los tiempos. No cojo agua en el 10 para esperar a las esponjas del km 12,5. Antes de llegar al llano (km 12) me sale el más rápido (a 3’57’’). Llegamos a Playa América y, si ya veníamos con aire, en esta zona se acentúa al estar más desprotegidos. A partir de aquí ya no haría ningun km por debajo de 4’10’’. Tras dejar atrás Playa América comienza la subida al Monte Lourido, posiblemente lo más duro porque aunque la subida es corta es mucho más pronunciada, y porque estamos en el km 15, claro. Una subida estrecha por una zona muy guapa, como toda la carrera, casi siempre con el mar a nuestra derecha. Aquí ya fundí del todo, venia de tanto sube/baja y esa zona acabó conmigo. Tras coronar el Monte Lourido en la bajada ya vemos a nuestra derecha Baiona, y aunque aún quedan 6 km eso anima mucho. En el descenso hacia A Ramallosa nos encontramos a un grupo de gaiteros amenizando la carrera y una bajada que posiblemente sea la vista más guapa de la carrera, con el Atlántico de frente.

faztletismo2

Dejando atrás una de las playas por las que transcurre la carrera.               (Foto: Facebook Faztletismo)

Llegamos al puente de A Ramallosa, el viento sigue sin dar tregua y hacía tiempo que era consciente de que no iba a hacer MMP así que el siguiente objetivo es bajar de 1h30’. Vuelvo a coger esponjas en el km 17,5 para no coger más agua. Ultima zona de subida a partir del 19, y ya llegamos a Baiona. Recorremos la zona del paseo con mucha gente a los lados animando y vemos al fondo el arco de los 21 km y el de meta un poco más atrás. Entro en meta y el reloj marca 1h29’05’’, tiempo oficial 1h28’55’’, 2 minutos por encima de mi objetivo pero con el viento en contra todo el recorrido no se podía hacer mucho más. La organización, para mí perfecta, coloca los puestos de entrega de fruta y bolsa ligeramente alejados de meta para que no se acumule allí la gente y tras recoger la ropa me subo al bus, que en cuanto se llena nos lleva hasta Vigo, todo muy rápido. Me viene a la cabeza la llegada en El Angliru y lo que tuvimos que esperar allí, al aire libre y cogiendo frio, hasta que nos bajaron.

maykapazo-01

Ya en Baiona (Foto: Google+ Mayka Pazo)

En definitiva, un buen fin de semana y mi tercera Media que me sirve para ir cogiendo experiencia en ésta distancia. En el próximo mes y medio haré otras 2 medias pero la siguiente carrera será dentro de 2 semanas y volveré a mi distancia preferida, los 5 km, en la 1ª edición del Cross de Llangreu.

Muchas gracias a tod@s por los ánimos recibidos durante éstos días y a Raquel por acompañarme y soportarme una vez más en otra de mis correrías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s