La San Silvestre más emotiva. Gijón 2015

Hace unos días conocí por medio de las Redes Sociales una gran iniciativa de un grupo de corredores (Xixón Runners) que con el nombre de Déjame tus Piernas pretendía integrar a personas con discapacidad, principalmente parálisis cerebral, en el mundo de las Carreras Populares para hacerles partícipes y que disfruten tanto como lo hacemos nosotros de éste mundillo. Me puse en contacto con ellos para ofrecerme a colaborar en la San Silvestre de Gijón y un par de días después el “alma mater” de ésta iniciativa, Alejandro Campomanes, me llamaba para darme una alegría y confirmarme que sería uno de los portadores en la populosa carrera que cierra el año. Al día siguiente nos enviaron un email con todos los detalles y normas básicas a tener en cuenta para el gran día. En ese correo también figuraban los impactantes datos de los rodadores: 6 chicos con edades de entre 2 y 41 años, 4 de ellos (Sergio, Enol, Adrián y Fran) con parálisis cerebral, 1 (Iván) con traumatismo craneoencefálico severo y el benjamín del grupo (Iyán) con hemiparexia (ictus infantil).

Llega el día de la carrera. Estábamos citados 1 hora antes para conocernos y practicar un poco con la silla, sobre todo los que nunca lo habíamos hecho. Aparte de los 6 rodadores ya mencionados nos juntamos allí 22 portadores (Luis Antonio, Herminio, Elsa, Enrique, Ismael, Alberto, Alejandro, Silvia, Luis Angel, Samuel, Miriam, Luis, Carlos, Marta, Chechu, Jesús Alberto, Daniel, Cesar, Javier, David, Juan y yo) y 3 coordinadores, también corredores, con experiencia en personas con parálisis cerebral (el propio Alejandro, Leticia y Mario). Además estaban familiares de los rodadores que se encargarían de darles los últimos cuidados, mimos y ánimos antes de dejarlos en nuestras manos.

02.jpg

Rodadores, portadores, coordinadores y familiares en el punto de encuentro para disfrutar de una gran jornada. (Foto: Facebook de Dejame tus piernas)

Cada silla, excepto la del más pequeño que solo iba con 2, llevaba consigo un grupo de 4 corredores portadores. Normalmente 2 iban a los mandos de la silla (1 a cada lado) y otros 2 por delante para ir “abriendo hueco” y avisando a los otros 2 de los inconvenientes que se encontrasen como bordillos, alcantarillas, baches y demás obstáculos que fuesen surgiendo. A mí me correspondió “pilotar” junto a Carlos, Marta y Chechu la silla en la que iba Fran, paralítico cerebral de 41 años, sin movimientos voluntarios y totalmente dependiente. Fran comprende cualquier conversación básica y responde con la mirada, si la levanta es un “si” y si niega con la cabeza, un “no”. Le encanta la música y la tele y sus temas de conversación preferidos son el fútbol y las chicas (vamos, como cualquier “paisano”). Además está sondado, por lo que no se le podía dar de comer ni de beber.

FB_IMG_1451686779486.jpg

A punto de tomar la salida en la San Silvestre (Foto: Facebook de Dejame tus Piernas)

Tras la charla de Alejandro con todas las instrucciones nos dirigimos a la zona de salida, nos colocamos todos juntos en la parte de atrás para no molestar a nadie y comenzamos la que sería nuestra San Silvestre más emotiva. En nuestro caso, Marta y yo a los mandos y Chechu y Charly abriendo paso. Durante el recorrido nos turnaríamos todos varias veces en los distintos puestos. Al poco de darse la salida y a pesar de que íbamos muy despacio ya tenemos que ir apartando gente porque hay una multitud (más de 4500 inscritos). En medio de todo el jaleo Fran ya se está volviendo loco con tanta moza alrededor y va encantado disfrutando de todo el ambiente de la carrera y de los ánimos que le dan el resto de corredores y el numeroso público que, aprovechando la buenísima temperatura que hacía, salió a la calle a animar. En el primer paso por el Muro de San Lorenzo vemos entre el público a su madre que lo anima y disfruta al verlo pasar.

Seguimos avanzando como podemos entre la marabunta, los que van delante al grito de “silla, silla!!”, todos dando las gracias a los corredores que se apartan para que podamos pasar y ellos devolviéndonos ánimos y una sonrisa. Llegamos a San Bernardo y la calle se estrecha, en ocasiones tenemos que casi parar porque se forman unos tapones impresionantes con tanta gente. La silla parece que no pero a veces cuesta un poco tirar de ella, va uno de nosotros por cada lado empujando y en las curvas uno pone una mano en el medio para apoyarse y girar mejor. Una pequeña subida para llegar a Pablo Iglesias, toca empujar un poco más. En el llano todo es más fácil y después en la pequeña bajada de Avenida de Castilla, con varios carriles y zonas amplias se puede ir un poco más rápido, ahí lo difícil era frenarla.

06.jpg

Con Fran y el resto de portadores, durante la carrera (Foto: Antonio Jimenez)

Fran sigue encantado, disfrutando del ambiente y de las vistas y nosotros igual, hablando con él cada poco y sonriendo por los ánimos de la gente y el buen momento que estamos pasando todos. Llegamos por segunda vez a la zona del Muro San Lorenzo, donde más gente hay animando, nos encontramos con Antonio que nos hace la foto que veis arriba y nos acercamos a la zona de meta. Un miembro de Déjame Tus Piernas nos dice que lo ideal sería entrar todos juntos pero entre el montón de gente que hay ya no sabemos dónde están los demás. Sabemos que hay gente ya bastante por detrás y que otras 2 sillas están por delante, las vemos al final del muro y las alcanzamos en la zona del Náutico. Allí intentamos parar para esperar a alguna otra silla pero es imposible por la gran cantidad de gente que hay, es una zona estrecha, estamos casi bloqueando la carrera y por si fuese poco unos metros más adelante hay un chico tirado en el suelo con un infarto y al que están haciendo un masaje cardíaco. Pasamos como podemos y al menos conseguimos entrar juntas en meta 3 sillas. Nada más entrar nos apartamos a un lado para no molestar y después nos dirigimos junto a la Iglesia de San Pedro para sacarnos una foto todos juntos, agradecer a toda la gente de Xixón Runners y de Déjame Tus Piernas todo el trabajo realizado y despedirnos de los auténticos protagonistas, los rodadores. Me despido de Fran y desde allí me voy trotando hasta casa con una sonrisa en la boca por el buen momento vivido y por la sensación de haber hecho pasar también un momento especial a alguien. Hoy me ha alegrado que Alejandro me comentase que la madre de Fran le ha dicho que los 2 están encantados y que Fran está deseando repetir. No hay mejor trofeo que ese.

10.jpg

Entrada en meta. (Foto: Luisi Ardura)

MUCHAS GRACIAS  a todos: rodadores, portadores, coordinadores, familiares, corredores y público porque entre todos habéis contribuido a que éste fuese un día especial.

En definitiva, una gran y gratificante experiencia que me gustaría que todos vosotros vivieseis al menos una vez. Os animo a poneros en contacto con Déjame Tus Piernas en FacebookInstagram o en dejametuspiernas@gmail.com. Ya veis que se necesita mucha gente, son 4 personas por silla, y cuantos más seamos a más rodadores podremos hacer pasar un momento inolvidable.

Gracias y Feliz Año Nuevo!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s