10 km Villa de Laredo 2015

Hola a tod@s.

Este fin de semana tocó acercarse hasta Cantabria para correr allí por segundo año consecutivo en el que dicen que es el circuito más rápido del mundo. Y para allí me fui con Raquel el viernes. Llegamos a Isla, un pueblin a 20 minutos de Laredo donde “sentamos nuestra base” en unos muy bonitos y recomendables apartamentos: Spa Casco Histórico de Isla, con todos los detalles y mobiliario necesario, con spa, sala de juegos, terraza y unas maravillosas vistas (aunque el tiempo no acompañase demasiado). Lo dicho, muy recomendables.

Esa primera noche consulté con la almohada la “estrategia” a seguir en la carrera del sábado. Yo decía que si no llovía podía arriesgar y salir a 3’48’’, sin lanzarme en el primer km y luego intentar aguantar a ese ritmo el mayor nº de kms posible y luego ver qué pasa. “Ella” (la almohada) me dice que aún no estoy para aguantar mucho tiempo ese ritmo y que mejor salgo, como muy rápido, a 3’50’’ y luego a aguantar. Eso si no llueve, si lo hace mejor olvidarse y salir conservador (3’55’’, que era mi MMP) y si al final puedo, darlo todo. Yo me callo y digo… bueno, a ver cómo está mañana el día.

El sábado amanece nublado pero no llueve, vamos a Laredo a buscar el dorsal y dar un paseo y cae alguna gota de forma muy suave y aislada. Vamos a comer y volvemos por la tarde. Cuando salimos de los apartamentos ya llueve algo más y según nos acercamos a Laredo la cosa va aumentando en intensidad. Al llegar allí café pre-carrera (2, que había que calentar bajo la lluvia) y al tema. Me encuentro con Jorge Juan, compañero del club que vive en Navarra y que aún no conocía y después de charlar un rato y desearnos suerte mutuamente sigo con el calentamiento y pensando que con el día que está más me vale hacerle caso a la almohada. Pero 3’55’’ me parece mucho y voy a intentar ir a 3’50’’ a pesar de que llueve y hay bastantes charcos. Se da la salida y como siempre, contagiado por la gente y con el afán de buscar un hueco para poder rodar cómodo, veo que voy demasiado rápido, tras unos primeros 500 metros a 3’37’’ consigo encontrar sitio para correr a mi ritmo, miro a mi alrededor a ver si encuentro “liebre” y veo a un atleta veterano con pañuelo pirata y pinta de correr de forma regular (lo que me falta a mi) y me pego a él. El primer km a 3’42’’ y los 4 siguientes todos clavados entre 3’48’’ y 3’50’’.

01

Primeros metros de la carrera, buscando el sitio. Foto: @runonline_

Buena liebre, pensé, me veo muy a gusto, sin sufrir y hasta me planteo tirar y dejar atrás a la liebre. Pero pienso y digo… no te lances, queda mucho. En éstos primeros km llevo un tiempo oyendo un ruido como de una cacerola, alguien hablando sin parar y la gente animando como locos cuando yo paso (imposible que sea por mi) y veo justo detrás de mi a un tio vestido de cocinero, con gorro incluido, una cacerola en una mano y una espumadera en la otra. La gente le anima al grito de cocinero, cocinero!! El les agradece y rectifica: cocinero no, chef!! Y tocando la cacerola con la espumadera. Llegamos al km 5 donde hay un avituallamiento. Y el cheff: Nooo, agua no, a mí dame aceite pa la sartén. Pero él charlando con los que lo animaban y con cualquiera que le diese conversación y a esos ritmos. En ese km 5 se me va la liebre, no mucho, unos metros, pero pierdo su rebufo, aunque no me preocupa porque voy bastante bien de tiempo y sigo al mismo ritmo. Mientras, el cheff sigue “amenizando” la carrera a golpe de cacerola. La gente le pedía cosas: unos calamares!! Y él: ahora, ahora van!!. Vamos, que contestaba a todos y os aseguro que casi a cada metro le decían una u otra cosa. La verdad es que pensé que era un “espontáneo” que había saltado a la carrera de algún bar de la zona para correr un poco, 1 km o así y reírse un rato. Pero veo que los kms pasan y el tío sigue allí a unos ritmos importantes (y más yendo de charla) hasta que le veo el dorsal y veo que va “en serio”. Y tan en serio!!! En el km 6 se va con su alegría y allí nos deja, pasa a “mi liebre” que aún la tenía a la vista y se va. Al final miré en la clasificación y vi que me sacó más de 40 puestos y casi 25 segundos.

05

Con el cheff runner. Foto: Adrián Fernández

Bueno, volviendo a mi carrera, a partir del 6 me cuesta mantener el ritmo y el 7 y 8 (siempre mis peores kms) los hago a 3’55’’ y el 9… a 3’58’’. En el último km aprieto lo que puedo y mejoro algo (3’54’’), esprinto con fuerza porque veo que estoy al borde de los 39’. Paso por meta cuando marca 39’01’’ pero yo puse el reloj al pasar por el arco de salida y al entrar en meta lo paro en 39’43’’, a 3’51”, así que pienso que ese tiene que ser mi marca real. Más tarde veo la clasificación y se confirma ese tiempo, por lo tanto objetivo cumplido: bajar de 39’ y hacer MMP. Con el día que estaba tampoco se podía aspirar a mucho más, así que contento y confiado en mejorar este tiempo a lo largo del año.

10

Ultimos metros de la carrera. Foto: FotosCarreras.com

Quiero agradecer los ánimos en varios momentos de la carrera de Esmeralda y Gerardo, vienen muy bien cuando uno está ahí sufriendo. Y sobre todo a Raquel, que aparte de acompañarme en otra de mis correrías, me esperó junto a la línea de meta aguantando el frio y la lluvia para darme la chaqueta  nada mas llegar y que no me diese tiempo a enfriar.

Ahora el próximo reto será debutar en Media Maratón, el próximo mes en Gijón. Solo quedan 5 semanas, así que habrá que apurar la preparación para hacer una carrera digna.

Un saludo y hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s