Nutrición (derribando mitos)

Ante la ausencia de carreras hasta los 10 km de Laredo del 21 de Marzo dejo a un lado las crónicas de mis carreras hasta ese día para volver a hablar de otros temas. Tras anteriores entradas sobre el calentamiento pre-carrera, el trabajo en el gimnasio para los corredores y la recuperación post-entrenamiento, ésta semana le toca el turno a la nutrición. Como hay margen durante las próximas semanas, antes de hablar específicamente de la alimentación del corredor, voy a empezar con una entrada más general sobre la nutrición y hoy intentaremos aprender a comer mejor y a derribar viejos mitos y creencias.

Todos recordamos como en el pasado se decía que el mejor remedio para las agujetas era el agua con azúcar o que para bajar la barriga había que ponerse un plástico entre el cuerpo y la ropa mientras hacíamos ejercicio. Hoy tenemos claro que aquellos eran solo mitos infundados. Porque… éstos lo tenemos claro, ¿no?. Bueno, pues a día de hoy hay otros mitos que aún son dados por buenos entre la población y que son tan inútiles como los que acabo de mencionar. Vamos a mencionar brevemente alguno de ellos:

Hay que hacer 5 comidas al día.- Este es un mito que se creó en base a unos estudios sobre el efecto térmico de los alimentos que decían que al hacer la digestión quemábamos más calorías, por lo tanto a más digestiones más quemamos. Pero ya en el 2010 se publicó un estudio que demostró que a mismo número de calorías consumidas no había diferencia sobre hacerlo en 3 o en 6 comidas. Por lo tanto lo que importa es cuanto comemos (el número total de calorías) y no cuantas veces lo hagamos al día. Otra cosa es que por comodidad o para evitar la sensación de hambre muchos opten por hacer un alto número de comidas al día.

Debemos evitar los carbohidratos en la noche.- Esta creencia se debe a que al no usarlos al dormir se transformarán en grasa. Yo mismo lo hice durante muchos meses y no subí de peso, lo único que noté fue que dormía mejor y es que esa es una ventaja de los carbos en la noche, que ayudan a conciliar el sueño. Además está demostrado que en las fases REM del sueño se aumenta el consumo de carbohidratos por parte del cerebro (estudio). Por lo tanto no solo no es perjudicial a la hora de perder grasa sino que es una buena opción si queremos meter carbohidratos en nuestra dieta. Lo importante para bajar, como siempre, es que haya déficit calórico. Si disponéis de tiempo os recomiendo leer el siguiente artículo de Sergio Espinar: http://blog.hsnstore.com/se-deben-evitar-comer-carbohidratos-en-la-noche/

Grasas saturadas=veneno. Colesterol=enfermedad cardiovascular.- Dos mitos en uno. Desde hace mucho tiempo se señalaba al colesterol como el culpable de enfermedades cardiovasculares y como las grasas saturadas aumentan el colesterol… pues también al infierno. Pero la realidad es que casi el 75% de pacientes ingresados por un ataque al corazón no tenían niveles “de riesgo”. La industria alimentaria se empeña en vendernos “danacoles” y demás productos “anti-colesterol” y nos recomiendan cambiar las grasas saturadas por poliinsaturadas Omega 6, esto aumentaría el riesgo de padecer cáncer y enfermedades cardiovasculares. O sea, el mundo al revés. Os recomiendo que leáis éste fenomenal artículo de Guillermo Alvarado: http://blogs.menshealth.es/fitness/grasas-colesterol-salu/?utm_medium=twitter&utm_source=twitterfeed

Otros mitos.- Para no alargarme demasiado voy a mencionar rápidamente otros falsos mitos de la nutrición:

Los alimentos light son más sanos.- Esta muy de moda por parte de la industria alimentaria el poner en sus productos las etiquetas “natural” o “light”. Normalmente a éstos productos lo que les hacen es quitarle grasas y añadirles azúcar para hacerlos “más sabrosos”.

Los cereales de desayuno son imprescindibles.- Más de lo mismo, los cereales “de caja” por mucho que nos los pinten con chicas de figura envidiable, están repletos de azúcar y no forman parte de una alimentación saludable. Mucho mejor y muy aconsejable para la primera comida del día son los copos de avena.

Lo mejor es tomar productos sin lactosa.- Otra muestra más de que comemos lo que nos meten por los ojos con la publicidad. Lo que mucha gente no sabe es que éstos productos no es que no tengan lactosa sino que lo que se hace es añadirle lactasa para que las personas con intolerancia puedan digerirlo sin problemas. Por lo tanto, si no eres intolerante a la lactosa no comas productos innecesarios y encima más caros.

Bueno, ya no os doy más la paliza… por ésta semana. Espero que estos pequeños consejos os sirvan de ayuda. La próxima semana  volveré con otra entrada sobre nutrición, si queréis proponer vosotros algún tema no tenéis más que reflejarlo en los comentarios  y se cumplirá vuestra voluntad.

Saludos y hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s