I Subida Lagos de Covadonga

Hoy el dia empezaba muy temprano. A las 6:30 en pie y a las 7:30 emprendo viaje a Covadonga junto con otros 2 compañeros de equipo, Mino y Tiano, para disfrutar de un dia despejado que permitia recrearse en la belleza de esos parajes.

Llegamos sobre las 8:45 a la zona de salida, El Repelao, con el tiempo justo para recoger dorsales y camiseta conmemorativa y tomar un café. Volvemos hacia el coche, hacemos un “pis-stop” y calentamos lo justo, no había tiempo para más. A las 9:30 el ganador de la primera etapa ciclista con final en los Lagos de Covadonga, Marino Lejarreta, da la salida a la carrera.

Imagen

Primer km tranquilo, adelanto a algún corredor y enseguida llegamos al desvio para subir a los Lagos, donde empiezan las primeras rampas. Es duro, pero aun llevadero, aunque al rato ya se ve algún corredor caminando y empiezo  a perder alguna posición. Siguen pasando los kms y el recorrido no da tregua, todo para arriba. A los 6 km llega la zona más dura “La Huesera”, aquí la pendiente media sobrepasa ya el 10% con zonas de 12 y 13%  y es cuando llega mi peor momento de la carrera. Por primera vez veo que casi no avanzo (prácticamente estoy trotando en el mismo sitio) y decido ponerme a caminar en algún tramo ya que casi avanzo más y cojo algo de fuelle. Me adelantan más corredores y empiezo a preguntarme quien me mandaría a mi meterme en éstos jaleos, jajaja. En plena Huesera veo que se acercan mis compañeros Tiano y Mino, éste último incluso me anima a voces, pero voy muerto. Muerto y enterrado. Digo, bueno, voy a esperarlos y subo con ellos. Pero a pesar de que están ahí, a pocos metros, no acaban de llegar, asi que sigo subiendo como puedo. Creo que es por aquí por donde nos cruzamos con las primeras vacas en la carretera. Miro el reloj y veo que hice los 2 últimos kms… por encima de 8 minutos!!! (8:40 y 8:06 aprox).

Imagen

Acaba “La Huesera” y primer momento de respiro con una pequeña bajada, pero mis piernas ya no recuerdan lo que era correr (no siento las piernas !!!) y enseguida otra vez hacia arriba, segundo avituallamiento y aquí si cojo agua, bebo y echo el resto por las piernas (que ya estaban echando humo) y comienza otra zona durísima “El Mirador de la Reina” con alguna zona por encima del 11% de pendiente. En pleno esfuerzo se pone a mi altura un “chavalón” de casi 2 metros y otro tanto de ancho de espalda que antes de pasarme me dice: venga, animo!! a la vez que me da un manotazo en la espalda que me “ayuda” a subir casi 100 metros de golpe. Pero el agua sobre las piernas parece que funciona y me encuentro algo mejor, ya no veo a mis compañeros y sigo para arriba. Despues del “Mirador de la Reina” hay otra bajada pronunciada pero mis piernas siguen sin recordar lo que era eso de ir rápido y, sin tiempo para pensar, otra vez cuesta arriba. Pasamos el cartel de 3 km para meta con tramos en torno al 10%, sigo avanzando y llego al cartel del último km. Ufff, pensé que nunca llegaría, enseguida la carretera pica hacia abajo y me lanzo a tumba abierta los últimos 900m. Tengo delante de mi, a unos 200 m, un corredor que intento alcanzar aunque pienso que no me va a dar tiempo pero… las piernas ya recuerdan como se corre!!! así que lo sobrepaso a toda leche e incluso consigo alcanzar a otros 2 y pasarlos también como un avión y entro en meta. Luego miro el reloj y veo que hice esos 900 metros en 3:08!! a 3’18’’ el km!! Tiempo total de la subida: 1h21’48’’ puesto 58, 12º de mi categoría.

Imagen

Al entrar en meta nos entregan el trofeo de finisher, un powerade para recuperar (jamás bebí uno con tantas ganas) y recojo la fantástica bolsa del corredor con pastelitos de chocolate, croisant, bollin preñao, platano, yogur (con cuchara incluida), batido de chocolate y agua.

Hizo un dia fantástico durante todo el recorrido, lo que nos permitió “disfrutar” de la subida, con sus maravillosas vistas. Memorable la última bajada junto al Lago Enol de un azul brillante y reflejando la luz del sol. Precioso. En la bolsa que la organización nos subió hasta meta metí, aparte del chándal por si estaba frio arriba, la cámara de fotos, asi que hice algunas con los compañeros del Club Correr Asturias Mino, Tiano y Manuel, que finalizan todos encantados (igual que yo) con el paisaje, el recorrido y la gran organización por parte de Komty Eventos con todo lujo de detalles y cuidados hacia el corredor, incluidos unos masajes para las piernas en la zona de meta. Allí mismo se entregan los trofeos a los ganadores. El primer clasificado fue Jorge Manuel Perez con un estratosférico tiempo de 56’14’’.

Imagen

Tras la entrega de premios la organización nos bajó en un autobús hasta El Repelao y nosotros después fuimos hasta el Parador de Cangas de Onis a tomar algo para “recuperar”  del esfuerzo.

Está claro que esta carrera, a pesar de ser sobre asfalto, les viene mucho mejor a los “montañeros” que a los “rodadores” y “sprinters” pero a pesar del esfuerzo me quedo con la buena experiencia vivida. Mis “soleos” me costó pero eso si… vaya fotazas que salieron, jajaja. (gracias a Charly Martínez por las fenomenales fotos)

Ahora a entrenar para intentar conseguir mi principal objetivo de la temporada: bajar de 38’ en un 10 km homologado. El primer intento será en septiembre en Ribadesella y mientras llega la fecha participaré en alguna carrera aún por decidir para llegar en la mejor forma posible a septiembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s